EREMITORIO VOCACIONAL "VIRTUAL"

FRAY CARMELITO  y  FRAY LEOPOLDO

PRINCIPAL
EREMITORIO
 Eremitorio Capuchino
 Eremitorio Vocacional
 Fray Carmelito
 Fray Leopoldo
 Recursos eremitorios
 Enlaces eremitorios
VOCACIÓN
FRANCISCANISMO
CAPUCHINOS
VIRGEN MARÍA
ORACIÓN
RECURSOS
ENLACES

  

Dos notas personales e importantes:

  Sobre los cambios en el nombre de la Web: "Virtual" y Fray Leopoldo.

 Sobre la experiencia del Eremitorio Capuchino: Nosotros cumplimos, pero no pudo ser...

 

 

  Sobre los cambios en el nombre de la Web: "Virtual" y Fray Leopoldo.

"Virtual": En año 2008 nació esta página Web con el objetivo de animar y comenzar a dar pasos hacía la realización del proyecto del eremitorio. Por desgracia la experiencia del mismo sólo ha durado unos pocos meses, pero el convencimiento de su utilidad y su necesidad siguen intactos en mí. Por eso ahora os ofrezco su nueva y renovada Web pero con un "virtual" realista y sereno, pues lo importante es que el espíritu del proyecto siga vivo, por si a otros hermanos les puede ser útil. Pero con esta Web también deseo compartir con vosotros todo aquello que el Señor ha me ha regalado durante estos años. Así como los diversos recursos-materiales que tengo, tantos míos como de otros, "por si os sirven...".

Fray Leopoldo: Al igual que al principio del proyecto surgió la figura de Fray Carmelito, ahora, en esta bendita tierra andaluza, "la tierra de María", en donde mis hermanos me han acogido con todo el cariño del mundo, ha surgido en mi interior la devoción y el deseo de que Fray Leopoldo nos acompañe en esta nueva etapa del "eremitorio vocacional virtual". Y le pido, con todo el cariño y la confianza, que, al igual que mientras vivió aquí en la tierra, rezó muchas "Avemarías" a la Virgen, le pida ahora, ya en el cielo y en su presencia, por todos nosotros, y para que esta Web sea un sencillo y eficaz instrumento del amor de Dios.

 

 

  Sobre la experiencia del Eremitorio Capuchino:

 Nosotros cumplimos, pero no pudo ser…

 

 A)     Carta al Hno. Provincial  (la parte sobre el Eremitorio):

 Montehano, a 22 de noviembre del 2011

Querido hermano B. E., Ministro Provincial: Paz y Bien.

(…)

B., cuando nos mandaste, a los hermanos del Eremitorio, I., D., F. y a mí, a Montehano, (luego se ha unido F., bien aceptado, pero es diferente), nos dijiste que era provisional y que teníamos que hacer varias cosas mientras tanto:

- Conocernos. Lo hemos hecho bastante bien, dialogando, conviviendo, felicitándonos, pidiéndonos perdón y perdonándonos. Creo que hemos creado fraternidad, y no sólo grupo.

- Rehacer el Proyecto. Lo hemos hecho entre todos, en un buen clima de diálogo y aceptación. Tenemos terminado el borrador de Proyecto, hecho por todos y para todos.

- Comenzar a vivir juntos. Seguimos muy fielmente el horario del eremitorio, con reuniones, oración, estudio, etc. Estamos bien y contentos “viviendo el horario” y estando juntos.

- Colaborar en la fraternidad. Hacemos todo lo que nos piden, y colaboramos en todo lo necesario, dentro y fuera del convento. No somos una carga para la fraternidad, al contrario una gran ayuda.

Por todo ello, creo que hemos cumplido muy bien nuestra tarea inicial. Pero

(…)

Hno. Pedro Enrique

 

B)     Reflexión: “Unidad en la pluriformidad”  (Const. 123,1)

En nuestra Orden Capuchina no tenemos un “pensamiento único”, al contrario, es muy importante para nuestra vida y actividad el principio de “la unidad en la pluriformidad”.

Los hermanos interesados en el eremitorio, al inicio de nuestra experiencia, teníamos “cuatro ideas y maneras de entender el eremitorio”. Algo muy normal y lógico, e incluso necesario, si  tenemos en cuenta que nosotros cuatro nunca habíamos vivido juntos, y que sólo habíamos podido hablar sobre el eremitorio, deprisa y corriendo, en las reuniones de las Asambleas, y luego por Internet, es decir, sin tiempo y sin un medio adecuado para dialogar y reflexionar en profundidad sobre dicho tema antes de comenzar la experiencia.

Por otro lado, estoy seguro que esta “pluriformidad inicial” también es normal, lógica y necesaria en todo grupo humano cuando comienza su trabajo y su servicio, o sea, que cada uno de sus miembros tiene su forma personal de ver y entender los temas, y bendita libertad para tenerla, es decir, por ejemplo, cinco ideas diferentes en un Consejo, o más en una Comisión, etc. Pero lo verdaderamente importante no es el comienzo sino el final, el saber llegar entre todos, y por medio de la escucha sincera y de un diálogo fraterno, a un proyecto común de todos y para todos. Y poder presentarlo así a los demás.

Los cinco hermanos del eremitorio, siguiendo las indicaciones del Ministro Provincial, hemos realizado un magnifico y fraterno trabajo juntos durante tres meses, conociéndonos, dialogando, orando y viviendo juntos. Y, por fin, entre otros logros, el día 21 de noviembre del 2011, llegamos todos juntos a la redacción final del nuevo Proyecto del Eremitorio Capuchino, de la Provincia de España. Y, que, yo personalmente, envié al Ministro Provincial, para su conocimiento, el día 24 de noviembre del 2011, por correo electrónico.

Deseo a todos los hermanos de los distintos grupos de trabajo y de servicio en nuestra Provincia Capuchina de España, que experimente el mismo clima de escucha, aceptación, generosidad e ilusión que nosotros vivimos a la hora de reelaborar y poner en marcha nuestro Proyecto del Eremitorio, y que ellos tengan un final más feliz que el nuestro.

Hno. Pedro Enrique.

 

 

Para ver los textos completos de los dos Proyectos de Eremitorio:

Eremitorio Capuchino  (2011)

Eremitorio Vocacional “Fray Carmelito”  (2001)

 

,