ACOMPAÑAMIENTO VOCACIONAL

PRINCIPAL
EREMITORIO
VOCACIÓN
Catequesis vocacional
Discernimiento Voc.
Acompañamiento Voc.
Oración vocacional
Formación Vocacional
Documentos Voc.
Estudios y conferencias
Enlaces vocacionales
Recursos vocacionales
FRANCISCANISMO
CAPUCHINOS
VIRGEN MARÍA
ORACIÓN
RECURSOS
ENLACES

   

En la sección de "Acompañamiento", por el momento, no puedes visitar nada. Confiamos tenerlo pronto.

Aquí te indico algunos datos personales para ponernos en contacto, pero con una condición:

Por favor, siéntete absolutamente libre, sin ningún compromiso conmigo.

Lo único importante es poder ayudarte en lo que tu necesites y yo sepa,

y, por supuesto, siempre con total confidencialidad.

 

¡Estoy a tu disposición!

 

Correo electrónico

    Te indico la dirección de mi correo personal ("privado"), para que escribas con total libertad y confidencialidad.

eremitoriovocacional@gmail.com

 

Correo postal y teléfonos

Hno. Pedro Enrique Rivera Amorós

Móvil: 609.65.20.52

 

Convento de Santo Ángel

Plaza de Capuchinos, 5

14001 - CÓRDOBA

 

Teléfono convento:  957.47.34.54

                  

 

Encuentro personal

Si deseas que nos veamos y podamos hablar tranquilamente

ya te he indicado, arriba, mi dirección y teléfonos.

Convivencias juveniles y vocacionales

Aquí te indico la Web de la pastoral juvenil vocacional, allí puedes consultar convivencias, encuentros, etc.

Puedes visitar la Web de los Hermanos Capuchinos de España

y la de su Pastoral Juvenil

 

-------------------------

 

Aunque sea un documentos oficial, puede ser interesante conocer algunos aspectos fundamentales

del acompañante y del acompañado para realizar un adecuado acompañamiento.

Tomado de: Orientaciones Generales de Pastoral Vocacional, de los Hermanos Menores Capuchinos, Roma 1993.

ACOMPAÑAMIENTO  VOCACIONAL

1. CARACTERÍSTICAS DEL ACOMPAÑANTE.

Religioso-Testimonial. Un auténtico acompañamiento vocacional se garantiza solamente por una fe profunda y una viva experiencia de Dios, que ilumina la vida y da la fuerza y la sabiduría necesaria para realizar en su nombre esta tarea delicada.

Cercano-Empático. Un verdadero acompañamiento comporta situarse junto a la persona en búsqueda, sin paternalismo y sin crear dependencias, pero asumiendo sus vivencias para realizar una verificación y una orientación.

Cualificado-Preparado. En el acompañamiento hay que evitar la superficialidad y la facilonería; ni siquiera es suficiente confiarse a la "buena voluntad". Son necesarias, por el contrario, la preparación y formación para colaborar realmente al crecimiento, maduración y discernimiento vocacional.

Positivo-Comprensivo. El itinerario vocacional se desarrolla con equilibrio, teniendo en cuenta toda la realidad, a fin de potenciar todo lo que el posible candidato tiene de positivo en su vida y ayudarlo a conocerse a sí mismo, aceptarse y comprometerse a trabajar para resolver sus propios límites.

 Respetuoso-Paciente. Las dificultades en momentos de crisis son realidades ineliminables y normales en el camino vocacional. Es más, son puntos centrales necesarios para el crecimiento y verificación. En este contexto hay que reconocer y respetar el ritmo personal de cada uno sin forzar los tiempos o quemar etapas, a fin de evitar situaciones dolorosas o contraproducentes.

 Exigente-Estimulante. No se olvide que la opción vocacional es exigente. Por eso no hay que cansarse de animar a aquél que se siente llamado, a ser sincero, generoso y valiente en la opción.

 2.  CARACTERÍSTICAS DEL ACOMPAÑADO.

 Religioso-Orante. La persona acompañada debe estar cada vez más convencida de que sólo a través de una experiencia religiosa -sobre todo en la oración- es posible percibir y discernir la voluntad de Dios, y responder auténticamente a su llamada. Por lo tanto, tiene que caer en la cuenta que es Dios mismo el primero y más importante acompañante vocacional.

 Libre-Responsable. Para que el camino vocacional sea provechoso, quien busca la voluntad de Dios sobre sí debe caminar con plena libertad interior y con respecto al acompañante.

 Sincero-Honesto. La actitud sincera, hecha de honestidad y verdad ante Dios y ante el acompañante, es indispensable en todo el itinerario de acompañamiento y de búsqueda vocacional.

 Generoso-Disponible. La respuesta vocacional se funda principalmente sobre la generosidad y la disponibilidad. Todo llamado debe responder a la pregunta: ")dónde y cómo puedo servir más y mejor a Dios y al prójimo?"

Dócil-Confiado.  Según la revelación bíblica, todo llamado tiene necesidad de confrontación: es impensable recorrer un itinerario vocacional en solitario. Por eso, quien se sienta llamado, diríjase a personas idóneas y acoja con docilidad y confianza las sugerencias y orientaciones de quien lo acompaña.

 

 

 

 

,